Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Tu primer día

Tu primer día
Nueve consejos esenciales para tu primer día de trabajo.

Seguro que quieres causar una impresión fantástica durante primer día de trabajo. O al menos, no meter demasiado la pata. Lo creas o no, es posible disfrutar a fondo de la experiencia y aprovecharla durante los próximos días, semanas y meses. Estos consejos te ayudarán desde tu primer día tan importante para tu carrera.

 
First Day

 

1. Tal como te ven te tratan:
Verifica cual es el código de vestimenta si es que hay alguno. Es importante que tu presentación sea correcta, ya que esto favorecerá la confianza en ti mismo y te ayudará a causar una buena impresión entre tus futuros colegas. Tú te representas a ti mismo, a tu equipo y a tu nueva empresa. Así que gestiona tu presentación de una manera inteligente. 

2.    Llega puntual: 
Esto puede sonar básico, pero averigua qué tren o autobús necesitas coger o dónde puedes aparcar. No querrás tener que dar excusas porque estás atrapado en un embotellamiento. Planifica esta parte, y tendrás una cosa menos en la que pensar durante tu primer día.

3. Confía:
Recuerda que es normal que te sientas nervioso. Todos hemos sentido lo mismo el primer día de trabajo entre personas nuevas. No se espera que lo sepas todo, céntrate únicamente en ser amable y comenzar a aprender de inmediato.

4. Saluda:
Tu responsable te presentará a tus compañeros, pero si, utilizando la máquina de café o intentando encontrar el comedor, te encuentras con otras personas salúdalas. Mantén el contacto visual, sonríe y estrecha su mano. Si has preparado una pequeña introducción acerca de ti, utilízala para crear una primera buena impresión.

5. Haz preguntas:
Cuantas más preguntas hagas al principio, mejor. Un nuevo trabajo es el mejor momento para cuestionar cualquier cosa que no entiendas. Procura recordar lo que has aprendido y organizarte en base a lo aprendido de la mejor manera desde el principio.  

6. Recuerda lo que dijiste durante la entrevista:
Decidieron contratarte por alguna razón, así que demuestra que tienes las cualidades por las que te escogieron. No olvides hacer seguimiento de tus contribuciones y logros, para estar al día de lo bien que lo has hecho cuando llegue el momento de revisar tu rendimiento.

7. Redes sociales:
Recuerda actualizar tu cargo en tus redes sociales y comenzar a seguir a tu nueva empresa y colegas, si todavía no lo habías hecho. A medida que conoces a gente nueva, contacta con ellos en Twitter o LinkedIn.

8. Desarrolla tu network:
Sé amable, educado y auténtico, pero recuerda que las mejores relaciones de trabajo se basan en el respeto y la confianza, y el respeto y la confianza se construyen con acciones, no solo con palabras. Puede que no tengas los contactos, la capacidad o la experiencia para desarrollar tu network desde el principio, pero no se necesita ninguna habilidad especial para estar dispuesto a ayudar y a esforzarse. 

9. ¡Disfruta!
Tu primer día puede ser realmente agradable si intentas planificarlo en los posible y estás dispuesto a aprender. Nadie esperará que seas brillante desde el primer momento, así que no te preocupes en impresionar absolutamente a todos y recuerda divertirte.